DISPONIBLE EN

GL
EN
ES

CONTACTAR

ACERCA DE LOIA

FICHA DESCRIPTIVA DE LA LENGUA GALLEGA

Nombre:

Gallego

Número de hablantes:

Aproximadamente dos millones de personas son hablantes habituales de gallego y medio millón más lo usa como segunda lengua.

Localización:

Galicia (noroeste de España), así como las zonas colindantes de Asturias, León y Zamora. Existen también núcleos importantes de hablantes gallegos en la emigración gallega en otras regiones de España (Madrid, Barcelona, País Vasco e Islas Canarias), en Europa (Portugal, Francia, Suiza, Alemania, Reino Unido y Holanda) y en América (Argentina, Uruguay, Brasil, Venezuela, Cuba, México y Estados Unidos).

Familia:

Idioma hispánico, románico-occidental, procedente del latín, de la rama itálica del indoeuropeo.

Lenguas emparentadas:

El gallego está emparentado con el portugués. También tiene relación con otras lenguas románicas.

Dialectos:

Los tres principales bloques dialectales son: (1) gallego oriental, que incluye los dialectos hablados fuera de la Galicia administrativa, entre los que destaca actualmente el gallego de Asturias; (2) gallego central, subdividido en el área norte o mindoniense, y el área sur o lucu-auriense; y (3) gallego occidental, que abarca el área fisterrana al norte y el área tudense y bajo limega en el sur.

Los principales rasgos dialectales:

(1) fonéticos: gheada (en vez del fonema oclusivo velar sonoro /g/ existe un fonema fricativo o aproximante, con realizaciones sordas o sonoras, en palabras como gato o pagar), característica del gallego occidental y de gran parte del gallego central; y seseo (presencia de /s/ en las mismas posiciones en las que en gallego común aparece /θ/, en palabras como cen o cazar), característico del gallego occidental; (2) morfológicos: en los sustantivos, terminación -án (<latín -ANU & -ANA: irmán <latín GERMANU, GERMANA) en los dialectos occidentales, frente a la terminación -ao (<latín -ANU) e -á (<latín -ANA) (irmao/irmá) de los dialectos de los bloques central y oriental; en la formación del plural de los nombres acabados en -n, terminación -óns (<latín -ONES) en los dialectos del bloque occidental, frente a la terminación –ós de los dialectos del bloque central y -ois en los del bloque oriental; en los verbos, el sufijo de persona -is para la segunda persona del plural (andais) en los dialectos orientales, frente al sufijo -des del gallego común (andades). Los dialectos orientales (especialmente el gallego de Asturias) poseen otras muchas particularidades.